La sociedad actual está llena de estereotipos en relación al cuerpo y el aspecto físico de las personas, por lo cual mucho de nosotros ponemos especial atención a nuestro peso, intentando mantener o perder peso cuando es necesario.

Pero la mayoría de las personas cuidan su peso con fines estéticos para cumplir con lo que dicta la sociedad y no la hacen realmente para mejorar su salud, si yo tuviera que perder peso a mejorar la salud debería elegir entre hacer dietas o llevar un estilo de vida saludable

Si solamente se hace una dieta para perder peso seguramente se trate algo pasajero, que con seguridad no perdurara en el tiempo, cuando terminemos la dieta y consigamos perder peso seguramente la dejaremos, y es cuestión de tiempo en volver a recuperar el peso perdido.

Ahora, si en vez de hacer dieta tuviéramos unos hábitos de alimentación saludable y un estilo vida sana, no solo perderíamos peso, mejoraríamos la salud y lo mejor de todo es que sería perdurable en el tiempo.

Con tan solo consumir alimentos saludables que ayuden a nuestro cuerpo a rendir y funcionar de forma óptima, podríamos mejorar visiblemente nuestro peso y tendríamos mejor condición física.

Entonces, no debemos sorprendernos observamos a alguna persona delgada o atlética consumiendo alimentos saludables (como el yogurt por ejemplo) , porque seguramente no trata de seguir una dieta a rajatabla, sino que seguramente lleva trata de llevar un estilo de vida saludable y perdurable para proteger su salud.

Debemos ser conscientes y saber que para cuidar nuestra salud, al igual que para perder peso y vernos estéticamente bien, no basta solo con hacer una dieta, debemos de llevar es estilo de vida sano, hacer ejercicio regularmente, descansar correctamente, dejar los malos hábitos (aunque no sea fácil) y no caer en los excesos.

¿Cómo llevar un estilo de vida saludable?

En realidad no es tan complicado, solo debemos organizarnos y tener la voluntad para cumplir lo ´planificado.

Primeramente debemos planificar nuestras comidas, y repartirlas a lo largo del día (te recomiendo unas 5 o 6 comidas) de acuerdo a las posibilidades de cada quien, igualmente debemos mantenernos activos, debemos hacer ejercicio, unos 30 minutos de trote o caminata diaria seria genial.

Si podemos asistir al gimnasio mejor, (mínimo 3 veces por semana), también puedes practicar algún deporte de tu agrado los fines de semana o cuando tu tiempo te lo permita, la idea aquí es mantenerse en movimiento y NO adaptarse a la vida sedentaria.

También debemos tener un descanso adecuado, tras un largo día de trabajo y ejercicios debemos tener un óptimo descanso, dormir entre 6 u 8 horas es lo ideal, en ese tiempo el cuerpo descansa y se recupera para afrontar con la energía renovada los retos del próximo día.

Recuerda llevar un estilo de vida saludable NO es difícil, solo debes tener la convicción y el deseo de hacerlo, modifica tus hábitos, adáptate a los cambios que esto representa y te garantizo que obtendrás buenos resultados. Inténtalo

¡Vale la pena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.