La importancia de los probióticos para la salud de la piel

La importancia de los probióticos para la salud de la piel

26

En los últimos años, se han realizado una serie de descubrimientos científicos que revolucionan la percepción de cómo funciona y se protege la piel humana. Así como el tracto intestinal está protegido por la flora intestinal, y la piel tiene una multitud de bacterias (microbioma). Viven en simbiosis con nuestra piel y la protegen o, por el contrario, producen irritaciones, hongos y eccema.

A continuación, exploraremos este nuevo universo y las formas en que podemos sostenerlo para hacer que nuestra piel sea más feliz.

    1. Prebióticos y probióticos para la vida

Los pre o probióticos sostienen la vida, en este caso las bacterias, mientras que los antibióticos no. La diferencia entre prebióticos y probióticos es algo mucho más interesante y útil para conocer la salud del cuerpo, pero también de nuestra piel. Los prebióticos son fibra soluble en los alimentos, que no se digiere en el estómago, llega al intestino, donde fermenta y se convierte en alimento para los probióticos. A su vez, los probióticos son bacterias buenas que se encuentran en la flora intestinal y nos protegen de la diarrea u otros trastornos, que pueden provocar cáncer de colon.

    1. Fuentes de pre y probióticos

Las fuentes más efectivas de prebióticos son las naturales, a saber: cebolla y ajo (y ahora entiendes por qué se dice que nos protegen de enfermedades), frijoles, avena, cebada, espárragos, plátanos, raíz de achicoria. Los probióticos son organismos vivos, por lo que si desea consumirlos mientras están vivos, debe comer: yogur, kéfir, chucrut, kimchi, té de kombutcha. Por supuesto, encontrará en farmacias y tiendas naturistas, suplementos alimenticios con pre y probióticos, que puede tomar.

    1. Pre y probióticos para la piel

Nuestra piel está cubierta con una capa protectora de probióticos o bacterias. Cuanto más los ataquemos con jabones y soluciones antibacterianas, más seca será la piel y más propensa a la dermatitis, irritación y envejecimiento prematuro. Los probióticos pueden producir péptidos antimicrobianos que mejoran las respuestas inmunes de la piel y eliminan los patógenos.

Los prebióticos aplicados directamente al microbioma aumentan la actividad y la eficiencia de las bacterias buenas, con un efecto positivo en la modulación de su sistema inmunológico. Por lo tanto, para una piel sana y radiante, alimente el microbioma con máscaras o sueros que contengan prebióticos, después de una limpieza suave. Se pueden preparar en casa a partir de los ingredientes activos descritos anteriormente, o se pueden comprar comercialmente.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.